15 de marzo de 2012

LA FRASE DEL DÌA


"Hermanos, no hablen mal unos de otros. 
El que habla mal de un hermano, o lo juzga, 
habla mal de la ley y la juzga. 
Y si juzgas la ley, 
te haces juez en vez de obedecer la ley. 
Pero solamente hay uno que dio la ley 
y a la vez es Juez, 
y es el mismo que puede salvar o destruir. 
Pero tù, 
¿ quién eres para juzgar a otro?".


Santiago 4, 11-12



2 comentarios:

  1. yo comento que la gravedad es de quien escucha mas del que piensa algo al ver a alguien y no es que este juzgando. las apariencias existen no se si para hacer sentir miedo temor o respeto ello se aprende

    ResponderEliminar
  2. Los Hijos de Dios tienen la autoridad en Cristo para juzgar todas las cosas, todos los días estamos juzgando, tomando la palapra juzgar como sinónimo de elección, decisión, etc. La mayoría de los cristianos no incursionan profundamente la Biblia, sino más bien siguen una bajada de linea meramente religiosa. Juan 7:24 No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio.

    ResponderEliminar

Dejame tu comentario